Pasos procesionales 2017-03-21T08:55:43+00:00

Antecedentes
En los primeros tiempos de la Seráfica Hermandad, formaban la procesión tres pasos: El Prendimiento, obra del escultor murciano Ángel Canto, reproduciendo el modelo salzillesco; el Santísimo Cristo de la Agonía notable obra de Bernardo Pérez de Robles, del s. XVII a la que se rinde culto en la Iglesia de los PP. Capuchinos y que fue realizado por su autor en Lima; y la Dolorosa de las RR. MM. Agustinas, obra atribuida a Luis Salvador Carmona, conservada en la clausura del Convento de las Agustinas.

Pasos actuales
La negativa de los religiosos propietarios de varias de las imágenes propició el hecho de que la Cofradía costeara la realización de la totalidad de sus pasos procesionales, encargándoselos a los imagineros de la llamada Escuela de Imaginería de Salamanca, que se desarrolló entre 1940 y 1960.

En 1939 Inocencio Soriano Montagut realizó una nueva Dolorosa de magnífica factura, tomando como modelo a una popular salmantina, Doña Romana Serra, motivo por el cual la imagen se denomina popularmente “La Ramona”. Las manos las tomó de Doña Andrea Rivas, Miss Salamanca 1933. Probablemente esta imagen constituya la mejor aportación escúltorica a la Semana Santa salmantina en el s. XX.

Damián Villar realizó dos pasos para la Cofradía. Nuestro Padre Jesús en su Prendimiento en 1947, grupo de 5 imágenes (Cristo, Judas Iscariote, San Pedro, Malco y un Soldado Romano) apartándose del modelo de Salzillo que dominaba este tipo de composiciones.

El mismo escultor realizó en 1959 un crucificado de inspiración neorrománica para sustituir al Cristo del Perdón, que entonces no procesionaba, pasando a sustituir a su vez esta imagen contemporánea al Cristo de la Agonía desde 1975, cuando la Venerable Orden Tercera denegó el permiso para desfilar con la talla de Pérez de Robles.

Francisco González Macías realizó un grupo escultórico en 1947 denominado Jesús ante Pilato recogiendo el momento en que Cristo, señalando al cielo exclama, “Mi reino no es de este mundo”, mientras Anás y Caifás abandonan el pretorio.2 De corte contemporáneo se aparta de la estética más frecuente de la escuela castellana de imagineros. El grupo escultórico ha sido restaurado en 2009.

Los cuatro pasos desfilan sobre andas de carga interior talladas en madera con motivos de inspiración renacenista.